Artículo de fondo

  • No se gustan. Pujan cada día por demostrar, de frente a la galería, que se toleran. Que hasta coordinan acciones. Y no es así. Eso no tiene 'componte'. Los seguidores de ambos lideres ya tampoco se aguantan, y hacen poco esfuerzo por disimularlo. Son do grupos irreconciliables. No es que tienen ideología encontradas. 'No ombe no'. Uno fastidió al otro en la creencia equivocada de que así quedaría eso. Leonel comenzó. Y Danilo se la ha devuelto con creces. Lo que ahora esta ocurriendo es la puesta en practica de esa lucha en la que uno luce en desventaja. Y en ese escenario, en ese partido no habrá empate. Leonel podrá disimular, viajando, huyendo del ambiente hostil, inaguantable para su ego, pero eso no podrá continuar. No podrá aguantar porque en momento dado le darán más duro; la humillación será de igual o mayor proporción a la que el le administró a Dan ...

  •   Es un fenómeno porque aquí sólo ganan elecciones los políticos hinchados de dinero, desacreditados y demagogos. Así opinan muchos. Por tanto cuando aparece alguien que rompe ese anterior esquema de creencia tradicional y gana unas elecciones, todos saltamos a llamarle fenómeno, anormal y además buscamos múltiples explicaciones de porque ocurrió el fenómeno. No es que el pueblo creyó en un nuevo mensaje y se cansó del anterior. Así de simple no. Por ejemplo para los otros políticos tradicionales, a la antigua, lo único que explica que perdiera su también tradicional candidato y ganara el fenómeno es porque hubo traición; traición de sus propios compañeros de rutas que mandaron a votar por un anormal. Para los analistas, para aquellos de estos que tienen compromisos con los tradicionales que perdieron, su juicio inicia con una llamada de atención a l ...

Back to Top