Usted está aquí:

7 claves de la estrategia de China para lidiar con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. ¿Está funcionando?

Antes de convertirse en presidente de Estados Unidos, Donald Trump no paraba de criticar a China y hasta cuestionó el estatus de Taiwán que Pekín considera una provincia separatista.

Pero desde entonces, las aguas parecen haber vuelto a su cauce, y Trump ha dejado de amenazar a China, mientras que personajes claves de su gobierno están en contacto permanente con sus homólogos chinos.

De hecho, este lunes, el mandatario recibió en la Casa Blanca al consejero estatal Yang Jiechi, el diplomático de mayor rango de China para hablar de la posibilidad de coordinar un encuentro con el presidente Xi Jinping.

¿Cómo ha sido posible que China pasara de ser el “enemigo” o de “tramposos” a estar hablando de cooperación bilateral y hasta una cumbre presidencial?

¿Qué ha ocurrido? Te contamos 7 claves que explican cómo China ha logrado -al menos por ahora- neutralizar el “huracán” Trump.

1. Cultiva a la familia

Pekín pronto se dio cuenta que el gobierno de Trump sería distinto a los anteriores. Y no despreció la importancia de la familia.

Antes de que el propio Trump y miembros de su gobierno hablaran con personajes claves del Ejecutivo chino y mientras las redes sociales del gigante asiático hervían sobre las razones por las cuales Trump no envió una felicitación por el Año Nuevo chino, el embajador de ese país en Washington, Cui Tiankai, contactó hábilmente con la hija del presidente, Ivanka.

Ésta a su vez hizo una aparición pública en un acto de Año Nuevo en la embajada de Pekín en Washington.

Su marido, Jared Kushner, también mantuvo líneas de comunicación abiertas con Pekín a través de sus socios comerciales chinos.

Y la otra hija de Trump, Tiffany, se sentó en primera fila durante el desfile de moda de la diseñadora de moda china Taoray Wang en Nueva York.

Para afianzar esta red de contactos informales con el entorno de Trump, el empresario chino más famoso, Jack Ma, se reunió con él y prometió crear un millón de puestos de trabajo en EE.UU. para productos estadounidenses que se venderían a través de su plataforma de venta electrónica Alibaba.

Y es que en China a las empresas privadas el Partido Comunista les exige que actúen como agentes del país en asuntos de interés nacional.

Jack Ma hizo lo que le pidieron. Así como 100 empresas que pagaron por un anuncio para Trump en los famosos paneles electrónicos de Times Square en Nueva York.

2. Haz regalos

El imperio empresarial de Trump tiene varios casos sobre conflicto de patentes languideciendo en los tribunales chinos.

Pekín no esconde que los tribunales del país responden a intereses del Partido Comunista.

 

Publicado por: 3mentes

Artículos relacionados
 

Deja una respuesta
 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados (*)

Back to Top