Usted está aquí:

Abreu es uno de los líderes en los Medias Blancas

José Abreu emprende su cuarta temporada en las mayores con una coyuntura muy diferente a la que se encontró cuando se incorporó por primera vez a los Medias Blancas de Chicago.

Cuando Abreu llegó a Estados Unidos procedente de su natal Cuba en 2014, los Medias Blancas eran un equipo veterano con jugadores como Paul Konerko, Adam Dunn, John Danks y Alexei Ramírez. Chicago es ahora un equipo en reconstrucción, y Abreu es uno de los veteranos a cargo de llevar la voz de líder en el club.

Solo los lanzadores José Quintana, Nate Jones y Jake Petricka, y el jardinero Avisail García permanecen del roster de 2014 de los Medias Blancas.

Complacido
“Primero que todo, es muy bonito lo de ser el veterano de este equipo. Es un orgullo para uno”, dijo Abreu el domingo.

Añadió que el nuevo manager Rick Rentería le planteó asumir un mayor liderazgo dentro del equipo: “Si él entiende que eso es lo factible para que los Medias Blancas ganen, ahí estamos con toda la disposición”, afirmó el cubano.

Abreu tomó parte de su primer entrenamiento el domingo tras reportarse el sábado. La lluvia impidió la mayor parte de las actividades al aire libre durante el fin de semana, aunque los bateadores pudieron tomaron algunos swings en las cajas.

Rentería, quien ascendió del puesto de coach de banca a manager al cabo de la pasada campaña, quiere que el primera base de 30 años de edad sea un mentor en el camerino.

“Es alguien que trabaja duro, que busca seguir mejorando, y puede hablar con ellos (los jóvenes) y transmitirles esa confianza”, declaró Rentería.

Luego de un pobre rendimiento en los primeros cuatro meses de 2016, Abreu cerró fuerte al batear para .338 con 14 jonrones desde el 1 de agosto. Acabó con un promedio de .293, además de 25 jonrones y 100 impulsadas.

Fue su tercera campaña seguida con por lo menos 100 impulsadas, pero los Medias Blancas acabaron con una cuarta temporada consecutiva con un porcentaje por debajo de .500.

“Todos saben que el comienzo de la pasada temporada no fue bueno”, acotó Abreu. Fue algo mental. Créanme que nunca había pasado por el momento que tuve el año pasado en la temporada. “Sacamos lo más importante, que es el aprendizaje de lo que pasó”.

Ahora puede transmitir ese aprendizaje a sus compañeros más jóvenes. Uno de ellos es su compatriota Yoan Moncada, uno de los prospectos más destacados del béisbol. El infielder, que fue adquirido de Boston en el canje de Chris Sale, fue compañero de Abreu en 201 2con Cienfuegos en la Serie Nacional de Cuba.

Moncada, de 21 años, se refiere a Abreu como su “hermano mayor” y considera que es una gran ventaja para su desarrollo como pelotero el que estén ahora en el mismo equipo.

“Todo sabemos la calidad que tiene ese nene”, indicó Abreu. “Todos aquí estamos bien agradecidos que esté con nosotros. Es algo bien especial que lo pueda instruir por el buen camino”.

Publicado por: 3mentes

Artículos relacionados
 

Deja una respuesta
 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados (*)

Back to Top