Usted está aquí:

Aura: el asalto de Telefónica hacia el control de los datos

La plataforma de la firma española de telecomunicaciones avanza hacia una nueva relación con el consumidor de sus servicios con la llamada Cuarta Plataforma, pero para qué servirá y cuál es su intención.

 

En los últimos años, las empresas de telecomunicaciones se han quejado, cuando tenían la oportunidad de hacerlo, que bajo la infraestructura que despliegan – el despliegue de conexiones y redes y su obvia inversión- se han «aprovechado» empresas más jóvenes, surgidas de la esfera de la tecnología e internet, han comenzado a hacer negocio sobre sus carreteras. Las llamadas OTT- Over The Top, en inglés- han sacado provecho de la expansión de internet en el planeta basando gran parte de su negocio en el tratamiento de los datos e información personal de sus usuarios.

Un reparto de la tarta que a las «telecos» no han convencido puesto que han visto reducir parte de su negocio. Telefónica, ahora, quiere hacer las paces con las empresa tecnológicas, generalmente afincadas en el corazón de la innovación, Silicon Valley, con la Cuarta Plataforma -las otras tres son redes, sistemas y servicios- llamada sencillamente Aura, un próximo servicio que llegará en algún momento de los próximos doce meses y que tiene la intención de acumular los datos de sus clientes para que éstos puedan gestionar su vida digital. Un indudable «cerebro» de, por ahora, confusas intenciones.

Bien se sabe que los datos personales son, hoy en día, el oro más preciado, porque gracias a ellos se pueden poner en marcha innumerables servicios, tomar decisiones en tiempo real, aplicar técnicas de Big Data para, una vez vez procesados, ser más eficiente a nivel productivo. Multitud de oportunidades que las operadoras, que ya tienen a su alcance multitud de información acerca de sus clientes, no han sabido aprovechar. Con este revolucionario invento -o deberíamos decir, estrategia- Telefónica pretende recabar, reutilizar y explorar los datos de sus usuarios bajo una, a priori, buena intención: es decir, darle a sus clientes un paquete de información para controlar, básicamente, su vida digital.

La operadora prefiere defender que se trata de una plataforma para la «gestión» y no tanto para el «control», aunque al final viene siendo tres cuartos de lo mismo. Indudablemente este proyecto contempla, sin embargo, algo desconocido que implora un potencial conflicto. Para muchas personas el modelo de negocio y el tratamiento de la información que realizan Facebook o Google no es nada pernicioso. Son conscientes que, evidentemente, cedemos parte de nuestra privacidad, pero a la gran mayoría no nos importa.

Es más, a estas empresas, que ofrecen servicios útiles para muchas personas, se perciben modernas. «Cool», si te pones Pero, al contrario de lo que sucede con estas firmas, que una operadora se meta ahora en esta batalla, aunque sea desde su propia parcelita, puede despertar ciertos recelos. ¿Para qué, por qué y de qué manera quiere Telefónica mis datos? No es que lo quieran, es que simplemente ya los tienen. Únicamente, han decidido procesarlo y abrir una ventana para airearlos. La operadora española sabe tanto (o incluso más) de sus clientes que las empresas de internet. Desde dónde llaman, a quién llaman, cuánto se gastan en tarifas de datos, qué contenido consumen, durante cuánto tiempo o qué programación de Movistar Plus son sus favoritas.

Durante la presentación en el Mobile World Congress de Barcelona, Telefónica, Chema Alonso, Chief Data Officer de Telefónica, aseguró que todos esos datos «son» del propio usuario. «Puedes hacer con ellos lo que quieras y llevártelos contigo incluso si dejas la compañía. Pero resulta que Google o cualquier otro proveedor de servicios podría estar interesado en conocer esos datos. Nosotros lo que decimos es que es el propio usuario el que tiene que decidir qué datos, de los que tiene sobre ti Telefónica, quieres compartir con ellos. Y a cambio de qué», argumentó.

Publicado por: 3mentes

Artículos relacionados
 

Deja una respuesta
 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados (*)

Back to Top