Usted está aquí:

Danilo y Leonel: La cohabitación imposible

No se gustan. Pujan cada día por demostrar, de frente a la galería, que se toleran. Que hasta coordinan acciones. Y no es así.

Eso no tiene ‘componte’. Los seguidores de ambos lideres ya tampoco se aguantan, y hacen poco esfuerzo por disimularlo. Son do grupos irreconciliables.

No es que tienen ideología encontradas. ‘No ombe no’. Uno fastidió al otro en la creencia equivocada de que así quedaría eso. Leonel comenzó. Y Danilo se la ha devuelto con creces.

Lo que ahora esta ocurriendo es la puesta en practica de esa lucha en la que uno luce en desventaja. Y en ese escenario, en ese partido no habrá empate.

Leonel podrá disimular, viajando, huyendo del ambiente hostil, inaguantable para su ego, pero eso no podrá continuar. No podrá aguantar porque en momento dado le darán más duro; la humillación será de igual o mayor proporción a la que el le administró a Danilo cuando aquel sólo atinó a decir “El Estado me venció”.

Se impone el divorcio porque los muchachos están sufriendo más que si ellos se separarán. Donde digo ‘muchacho’ lean el Partido.

Y es mejor ahora, es mejor temprano que tarde. Puede ser amigablemente o con riñas.

Nada hacen con esperar a que se acerquen, por ejemplo, otras elecciones porque harán mas daño a sus respectivas aspiraciones. Sera el desguace.

Danilo luce con el Partido en un 70 a 80%, para decirlo de algún modo. Leonel tiene gente y cuadro para formar una estructura partidaria y hay unos ‘jovencitos’ ‘progresistas’ que lo esperan con los brazos abiertos.  Si hacen su separación amigable hasta puede haber una distribución de bienes y de posiciones y tiempo para organizarse, si lo hacen litigando, riñendo, se atacarán con to lo hierro y solo los opositores al PLD sacarán provecho y también Danilo.

Piénsenlo.

 

 

 

 

Publicado por: Gustavo Veras

Artículos relacionados
 

Deja una respuesta
 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados (*)

Back to Top