Usted está aquí:

Es de viejos bobos creer que en nuestra nación tenemos confusión racial. Es más, resulta que según un estudio de Bernardo y otros, ahora somos más blanco que lo que nos decian

Es un asunto de gustos. A algunos no nos caen bien lo blancos y viceversa. Es una aberración creer que el color de la piel influye en nuestras capacidades como humanos. Cierto que en el  pasado hubo creencias estúpidas en ese sentido, pero hoy se resume a unos gustos pendejos de algunos despistados y, por otra parte,  de los que viven algunos “revolucionarios”.

Publicado por: Gustavo Veras

Artículos relacionados
 

Deja una respuesta
 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados (*)

Back to Top