Usted está aquí:

Por qué comprar productos “hechos en Argentina” es más caro dentro del país que en el extranjero

A la salida de los aeropuertos se podía ver: los argentinos que regresaban al país tras sus vacaciones aprovecharon para comprar.

Se les veía con televisiones y bicicletas, y un equipaje robusto dentro del cual traían víveres y ropa y, paradójicamente, alfajores argentinos.

Porque muchos de los bienes que los viajeros encontraron más baratos fuera del país, para su sorpresa, eran producidos en Argentina.

Por ejemplo el Mantecol, un turrón típico de Argentina, cuesta el equivalente a 21,35pesos argentinos (US$1,35) en Santiago de Chile y $21,35 (US$1,33) en Montevideo, pero $33,85 (US$2,11) en Buenos Aires, según una pesquisa del diario porteño Clarín.

Ocurre igual con Cerealitas, unas galletas de arroz, que se encontraron 26% más baratas fuera. Así como la leche (21%) y el queso (8%) y el desinfectante (24%) y un largo etcétera.

La razón no solo ilustra el momento que traviesa la economía argentina, sino los viejos y estructurales problemas económicos que, pese a los intentos y promesas, ningún gobernante en la historia reciente del país ha podido solucionar.

 

Lo actual: el dólar

Desde que Mauricio Macri levantó hace 15 meses el control cambiario impuesto por el gobierno anterior, el peso argentino se ha mantenido estable respecto al dólar.

Mientras que la inflación del año pasado rondó el 40%, según cifras oficiales, el dólar apenas subió un 15%.

Muchos analistas hablan de un dólar “atrasado” que afecta a los exportadores, pero tanto el Banco Central como el gobierno han reiterado su tranquilidad ante esta rara estabilidad cambiaria.

Dos de las principales medidas económicas de Macri, un exempresario considerado “amigo del mercado”, son incentivos directos de esta inmovilidad del dólar.

Por un lado el gobierno ha emitido deuda externa para financiar el déficit y gasto público, y por el otro lanzó un esquema para repatriar los ahorros de quienes los sacaron del país en medio de las crisis.

Así, con un dólar barato y precios disparados, cada vez se ha vuelto mejor negocio comprar por fuera del país.

Publicado por: 3mentes

Artículos relacionados
 

Deja una respuesta
 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados (*)

Back to Top